Denuncian cobros excesivos en el servicio de grúas en Playa del Carmen

Denuncian fraude por parte de una empresa de grúas, posiblemente en convenio con agentes de Tránsito en Playa del Carmen, al cobrar cinco veces más de lo que deberían.

Manuel Pinos, de nacionalidad extranjera que reside desde más de 7 años en esta ciudad, denuncio ser víctima de fraude por parte de una empresa de grúas.

La victima señalo que la empresa le cobro cinco veces más de lo que deberían, al aprovecharse de que obligatoriamente tenían que llevar su coche con ellos por órdenes de los Policías de Tránsito.

Esta práctica al parecer es demasiado común, no solo en el municipio de solidaridad sino en todo el Estado.

El denunciante comentó que ayer rajó una llanta de su coche, a causa de unas piedras tiradas sobre el bulevar Playa del Carmen al lado de las obras del gasoducto que se instala en el acceso norte a la ciudad.

Al ver el daño al vehículo, únicamente al vehículo, llamó a una grúa, pero al llegar, le indicó que no podía llevarlo sin autorización de los agentes de Tránsito, que arribaron y de inmediato llamaron a otra empresa, Grúas Impacto.

Esta compañía pretendía cobrarle siete mil pesos, lo que el ciudadano consideró muy por encima de lo debido, pues él ya tuvo un percanse antes, en Bahía Príncipe, y para traer su coche desde allá hasta Playa del Carmen, solo tuvo que pagar mil pesos.

“Es corrupción y robo”, se quejó. “¿Por qué no puedo llamar a una grúa de mi elección? Ya vi en un artículo del año pasado que decían que ya existe un tabulador de grúas; es una incongruencia que me quieran cobrar siete mil pesos”.

No había daños en la vialidad, insistió, solo en su coche, pero le añadieron un cobro de “maniobras” porque uno de los neumáticos estaba fuera de la vía, lo que se corrigió solo al ser jalado por la grúa. También anotaron una distancia de traslado de 25 kilómetros más del doble de la real, de 11 kilómetros.

“Entiendo que si el coche está en un acantilado pueda costar más, pero estaba ahí mismo en la vía, además de un banderazo como si se tratase de una grúa de gran tamaño y no una tipo A, para motos y automóviles”, denunció. “Si ellos se pierden y dan vueltas, o deciden pasar por Tulum primero, eso no es problema mío, deben conocer las calles y marcar la distancia real”.

Finalmente, después de muchos reclamos, logró que le rebajaran el costo en cinco mil pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí