Enjambre de abejas mató a más de 60 pingüinos en peligro de extinción en Sudáfrica

Un enjambre de abejas mató a más de 60 pingüinos africanos en peligro de extinción en una colonia de Simonstown, cerca de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

De acuerdo con las autoridades de los Parques Nacionales de Sudáfrica, los 63 pingüinos fueron encontrados muertos el viernes pasado.

“Las muertes ocurrieron entre el jueves por la tarde y el viernes por la mañana, todos los pingüinos tenían múltiples picaduras de abeja y se encontraron muchas abejas muertas en el lugar”, indicaron las autoridades.

David Roberts, veterinario de los Parques Nacionales de Sudáfrica, dijo a la agencia AFP que se habían encontrado las picaduras de las abejas alrededor de los ojos de los pingüinos.

“Se trata de un suceso muy raro. No esperamos que ocurra a menudo, es una casualidad”, agregó Roberts.

Autoridades ya buscan la colmena de abejas en Sudáfrica

Lauren Howard-Clayton, portavoz de los Parques Nacionales de Sudáfrica, dijo que algunas de las aves teníal alrededor de los ojos alrededor de 20 o más picaduras de abejas. Sin embargo, las pruebas posteriores para detectar toxinas o patógenos no fueron concluyentes.

Las autoridades están buscando ahora la colmena para averiguar qué puede haber provocado el ataque de las abejas.

Los pingüinos formaban parte de una colonia africana (Spheniscus demersus) que viven en una reserva natural, ya que son considerados en peligro de extinción según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los aves, también conocidos como pingüinos del Cabo, de patas negras, se reproducen en Sudáfrica y en la vecina Namibia.

En las últimas tres décadas, el número de pingüinos que viven en Sudáfrica se ha reducido en 73 por ciento, hasta alcanzar las 10 mil 400 parejas, según la Fundación para la Conservación de las Aves Costeras del Sur de África (Sanccob).