Fin de semana helado: Primera ola del frío del Ártico se dirige al norte de Europa

Parece que el otoño meteorológico ha hecho acto de presencia en el hemisferio norte. En algunas zonas del continente europeo ya lleva unos días refrescando, y aunque en otras ha estado haciendo incluso más calor, el norte y este de Europa está a punto de afrontar su primera ola de frío procedente del Ártico, este mismo fin de semana. El frío llegará de pronto, con un brusco descenso de los termómetros en Escandinavia y la región Báltica, hoy mismo, e irá a más hasta su momento álgido el próximo domingo.

Después de varias olas de calor que han sido mortales, desde hace unos dos o tres días, las temperaturas han sido más bajas incluso de lo habitual para estas fechas. Por lo tanto, algunas zonas del continente tendrán una ola de frío temprana, mientras que en otras del sur y oeste, seguirán disfrutando de temperaturas altas hasta mediados de la próxima semana.

Sin embargo, el tiempo va a cambiar drásticamente desde Escandinavia, la región Báltica, algunas zonas del Este de Europa y noroeste de Rusia, este próximo fin de semana, con la llegada de un frente frío procedente del Ártico.

Este frente se intensificará de forma significativa a lo largo del fin de semana, mientras se desplaza por la región Báltica hacia el sur.

Temperaturas especialmente bajas, heladas y nieve

Las temperaturas serán mucho más bajas de lo normal para principios del mes de septiembre en estas zonas, especialmente en Finlandia, Estonia y noroeste de Rusia. De hecho, ya han sido anormalmente bajas en Ucrania en el día de hoy. Es muy posible que los termómetros marquen por debajo de los 15ºC, convirtiendo las mañanas en gélidas en Laponia.

El domingo será especialmente frío en estas zonas, hasta el noroeste de Rusia. Y es que la masa de aire fría llegará a estas regiones directamente desde la región del Ártico. Esto hará que las temperaturas sean probablemente entre 12 a 15ºC por debajo de lo normal para estas fechas e irá intensificando el frío del sábado al domingo, mientras avanza hacia el sur-sudeste de Rusia y este de Europa. Es muy probable que las temperaturas en algunas zonas se sitúen por debajo de los 0ºC, provocando heladas por las mañanas, por ejemplo, en Finlandia.

El resultado de este clima extremadamente frío para la época propiciará heladas, al norte, noreste de Europa, en Escandinavia, y posiblemente trombas marinas en el mar Báltico.

En las zonas montañosas del norte de Escandinavia, es posible que se acumulen entre 10 y 30 centímetros de nieve fresca.

Destacar que las aguas del Mar de Barents, cerca de Rusia, se encuentran unos 2-3ºC más cálidas de lo normal. Las temperaturas de la superficie oceánica están 5ºC por encima de su temperatura habitual. Esto podría generar trombas marinas.

Según los modelos de pronóstico climático, este frío del Ártico será un evento de pocos días de duración, ya que a continuación, es decir, a principios de la semana próxima, se prevé otro cambio en el clima en el continente europeo. Un frente cálido hará subir las temperaturas desde España hasta Francia, afectando también a Luxemburgo, Bélgica, Los Países Bajos, e incluso el Reino Unido. Es posible que las temperaturas en Francia suban por encima de los 30ºC. Lo que es algo bastante para un mes de septiembre.