Mafia rumana se alió con “Doña Lety”

CANCÚN, Q. ROO.- El periodista Héctor de Mauleón, en su columna, reveló detalles del caso de la mafia rumana que se estableció en México, específicamente en Quintana Roo, desde 2015.

De Mauleón recordó que la semana pasada relató la detención en Cancún, sólo por unos días, de los rumanos Florian Tudor y Adrián Nicolae Cosmín.

Florian Tudor, investigado en su país por fraude cibernético, robo de información y clonación de tarjetas bancarias.

De acuerdo con un informe de seguridad al que el columnista señala tuvo acceso, Tudor fue detenido en Roma hace años, mientras trataba de instalar un chip en un cajero automático.

Aunque estuvo en prisión, relata que reapareció en Cancún a fines de la década pasada.

Según este reporte, en la Riviera Maya Tudor armó un ejército de clonadores de origen rumano y ruso.

Actualmente Tudor es considerado uno de los principales socios de Instacash.

Este ejército de clonadores fue establecido mediante la protección de agentes ministeriales y federales, así como pagos a políticos y militares.

NEXO CON EL CÁRTEL DE SINALOA

De Mauleón señala que para afianzar su operación, la mafia contactó con el cártel Sinaloa a través de la “zarina de las drogas” en Cancún, Leticia Rodríguez Lara “Doña Lety”, y con un grupo de libaneses con negocios dedicados al lavado de dinero.

Actualmente, los rumanos que manejan la clonación de tarjetas y el robo de información han extendido sus actividades, según el reporte, a Tijuana y Cabo San Lucas.

Pero además, se les ha detectado operando en ciudades de 20 estados en Estados Unidos como Nueva York, Washington, San Francisco y Nueva Jersey.

Añade que respecto a Sandu loan Laurentiu, uno de sus miembros, que fue detenido en México desde diciembre de 2019, había sido aprehendido previamente en Las Vegas, en poder del hardware de robo de datos que hoy se emplea en Cancún.

Revela que aunque Laurentiu pasó un año en prisión y fue deportado a su país, la mafia rusa lo trajo de nuevo a Cancún.

ALIDOS DE LA POLÍTICA

De Mauleón hace otra revelación, pues señala que entre los contactos de Tudor figura un político de Quintana Roo de apellido Peña.

La prensa local lo ha relacionado también con el negocio de casinos con Jorge Emilio González, “El Niño Verde”.

Además, refiere que a la mafia rusa se le atribuyen las presiones que provocaron la remoción, en agosto de 2019, de un delegado de la FGR.

También se le atribuye una campaña desatada en medios de comunicación, en contra de funcionarios de seguridad estatales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí