Una serie de eventos podrían conducir a un nuevo ajuste en la zona sísmica en Nueva Madrid, EE.UU

El Ajuste de la Zona de Nueva Madrid es uno de los eventos anunciados por los seguidores de la Teoría del Reverso de los Polos. Según afirman, la ruptura de esta importante zona sísmica de Estados Unidos no solo desencadenará un tsunami hacia Europa, sino que activará la temida Falla de San Andrés.

Son muchas las personas que nos han estado preguntando cuándo tendrá lugar este fenómeno natural tan catastrófico, así como cuándo se completará el sobrevuelo de Nibiru a la Tierra, con el fin de poder tener una idea del momento en el que tendrá lugar el Reverso de los Polos y, aunque siempre hemos sostenido que es imposible determinar el momento exacto del sobrevuelo de este planeta errante, ciertos eventos que están teniendo lugar en la actualidad, nos obligan a informar para la toma de consciencia de quienes se están preparando para afrontar una gran emergencia.

¿Se acerca el Ajuste de la Zona Sísmica de Nueva Madrid?

Siempre hemos destacado que, aunque no se puedan dar fechas, existen una serie de eventos o secuencia de eventos antes que serán las señales que nos indiquen que se va acercando el momento. Y, el Ajuste de la Zona Sísmica de Nueva Madrid, sin lugar a dudas es uno de los puntos de partida más importantes.

Afortunadamente, esta ruptura no tendrá lugar de forma brusca, sino que se irá anunciando mediante varios eventos preliminares, que se suceden como en “oleadas”. Comenzará en el Golfo y, a continuación, subirá por el río Mississippi. Serán “olas” tras olas”. Oleadas que podrían comenzar desde México, donde empieza la Línea de Falla de Nueva Madrid. Para quienes están siguiendo estas informaciones y leen entre líneas, así como para quienes estén dispuestos a ser informados, transmitimos este amplio análisis de la situación.

Consecución de “oleadas”

La “oleada” número 1, ha tenido lugar en mayo de 2021 con el cierre del oleoducto Colonial y un problema de estructura en el puente I-40, en Memphis. La oleada número 2, comenzó a finales de agosto de 2021. 

El fuerte terremoto de 8,2 grados que tuvo lugar en el sur de Alaska y en la frontera de la Placa de Norteamérica, fue muy significativo. Las boyas oceánicas estuvieron un tiempo moviéndose arriba y abajo.

La segunda oleada

La segunda oleada desencadenó un descarrilamiento de tren el 19 de agosto de 2021 en la Zona Sísmica de Wabash, en el sur de Indiana, precisamente donde transcurre la Línea de Falla de Nueva Madrid. No hubo daños materiales, excepto la línea ferroviaria, ya que – según informaron – el impacto lanzó los raíles fuera de la tierra. Por si fuera poco, el 22 de agosto de 2021, hubo actividad desde el punto de inicio de la Línea de Falla en el extremo de México. Una plataforma de Pemex sufrió un incendio. Cinco personales resultaron heridos. Sucedió frente al Estado de Campeche, en la Península del Yucatán. Al día siguiente, el 23 de agosto, curiosamente, una boya oceánica en aguas profundas del Golfo sobre la Península del Yucatán estuvo alterada durante días. Se habló en Raspberry EQ acerca de un terremoto de 6,1 grados en Nueva Orleáns y hubo otro descarrilamiento de tren en Bemis, en el oeste de Virginia (también a lo largo de la Línea de Falla de Nueva Madrid).

El 25 de agosto de 2021, esta boya oceánica todavía se movía de forma alterada, cuando la oleada número 2 se desplazó por el río Mississippi y desestabilizó Oklahoma (el lado oeste de la Línea de Falla). Los seísmos de Oklahoma duraron al menos una semana. Luego, esta oleada viajó por todo el camino hasta el Mississippi, para desestabilizar el Seaway, donde se habían registrado numerosos seísmos. Esto dio lugar a que la Vía Marítima se abriera en el punto de ruptura al final del lago Superior.

El 26 de agosto de 2021, se produjo un evento que ha desconcertado a los expertos y a los granjeros. De hecho, lo calificaron como un milagro geológico. Un campo de frijoles se abrió. Sí, una grieta en la tierra en el noroeste de Minnesota hizo que la tierra se hundiera 25 pies de la noche a la mañana, abriendo un barranco enorme. 

Estas “oleadas” indican claramente que la zona del sudeste de los Estados Unidos está muy vulnerable últimamente y que está perdiendo resistencia a lo que se avecina.

Los seguidores de la Teoría del Reverso de los Polos, habían advertido que el Seaway, o Vía Marítima, es decir, la St. Lawrence Seaway, se partiría y abriría durante el Reverso de los Polos, pero que sería un proceso que empezaría bastante antes.

Cuando se rompió un oleoducto en 2006 de Saskatchewan hasta Chicago, el movimiento de la Vía Marítima en expansión bajo tierra, fue el factor desencadenante.

No todo fue culpa del huracán Ida

Cuando el huracán Ida azotó Nueva Orleáns y rugió por el Mississippi en agosto de 2021, sucedió justo cuando estaba teniendo lugar la “oleada” número 2. Algunas sacudidas de la Línea de Falla quedaron justificadas con el impacto de Ida. Ambos eventos quedaron superpuestos.

El 29 de agosto de 2021, se informó que el río Mississippi corría contra corriente, hacia atrás. Un fenómeno insólito que dijeron era consecuencia del impacto del huracán. Este evento sucedió anteriormente en Nueva Madrid en el año 1811, pero no se produce durante los huracanes. Por lo tanto, fue desencadenado por la “oleada” número 2.

Para el 30 de agosto de 2021, ya se podía observar la tensión en esta porción del sudeste de Estados Unidos, que no solo incluye todo el sudeste, sino que se extiende desde la Vía Marítima hasta la Azores y hacia abajo, incluyendo esta porción sudeste de la Placa Norteamericana en Venezuela y Trinidad, pasando más allá de los desastres de Pemex a la punta de México.

El 31 de agosto de 2021, se derrumbó una autovía en Mississipi. Un tramo amplio que cruzaba la carretera se hundió docenas de metros (pies). El suceso causó la muerte de dos personas y 19 heridos. Algunos vehículos se hundieron en el socavón, incluida una motocicleta. Se achacó al huracán Ida, pero ¿cómo los vientos de un huracán pueden afectar a la tierra de esta manera? Tampoco hubo inundaciones. Nuevamente, resulta curioso que la Línea de Falla de Nueva Madrid se divide en varias direcciones justo encima de Nueva Orleáns, con una rama hacia el Este, hasta la Línea de Falla de la Costa Este, y otra rama hacia el Oeste. Por lo tanto, se trata de un evento que forma parte de la “oleada” número 2.

Entonces, cuando el huracán Ida afectaba al Este, a través de Pennsylvania y el Estado de Nueva York, tuvieron lugar inundaciones históricas. Pero, ¿realmente todo esto fue consecuencia del huracán Ida?

El terremoto de Raspberry, mostraba movimiento en la porción del Sudeste. Los terremotos sobre la Vía Marítima muestran que esta vía se está separando y, al mismo tiempo, en Michigan y en la Costa Oeste de Florida, se está produciendo un estiramiento. La roca comprimida afecta al drenaje y por ello fallaron las presas en Pennsylvania, al mismo tiempo que se inundaba la Ciudad de Nueva York. Son eventos que pertenecen a la “oleada” número 2. Sin olvidar el derrumbe del edificio en Kensington donde resultaron heridas 2 personas.

Por cierto, que se justificó con las fuertes lluvias las evacuaciones bajo la zona de la Presa de Johnstown. Decían que el nivel del agua había alcanzado una altura que forzaba una evacuación.

Inundaciones y enjambres sísmicos en España

Pero, Estados Unidos no es el único lugar afectado por estas “oleadas”. El hundimiento del terreno, de tal manera que afecta al drenaje del agua, también se ha producido en la zona de España del Mediterráneo. Las inundaciones han sido importantes. No hay que olvidar que está previsto que, durante el Reverso de los Polos, la placa africana gire 125 millas al Sudeste a lo largo del Mediterráneo en Gibraltar. El Estrecho de Gibraltar se abrirá 125 millas adicionales y el punto norte de Marruecos se desplazará 50 millas más al este. La zona de Gibraltar y el mar de Alborán están registrando seísmos, al mismo tiempo que han tenido lugar estas inundaciones. Estos eventos también se corresponden con la “oleada” número 2.

Inundaciones históricas en Nueva York

El deslizamiento de tierras que tuvo lugar el 3 de septiembre de 2021 en Nueva York no tiene evidencias de daños por agua y la calle de Rhode Island no muestra erosión por el agua, aunque sí muestra que tuvo lugar un levantamiento de tierra en el césped. Algunos sumideros emergieron en NJ, NY, PA y CT durante la “oleada” número 2 y no por un exceso de lluvias. Nuevamente, se justifica con daños causados por el huracán Ida, cuando en realidad, se trata de eventos que forman parte de la sucesión de acontecimientos que nos conducen al Ajuste de Nueva Madrid.

El 2 de septiembre de 2021, se produjo una fuga de petróleo cerca de Nueva Orleáns, precisamente donde emerge Nueva Madrid. No se tardó en atribuir como causa los fuertes vientos del huracán Ida. Sin embargo, la fuente de este vertido no fue la estructura sobre las olas, ni siquiera estructuras que pudieran verse arrastradas por el viento. La fuente se encontraba a gran profundidad bajo el agua, tal y como sucedió con el vertido en aguas de Golfo de BP en el año 2010. El 5 de septiembre, los buzos confirmaron que el vertido se había producido por la rotura de una tubería en el Golfo, rota por el movimiento de tierras.

El 4 de septiembre de 2021, en el condado de Montgomery, en Tennessee, se produjo una explosión y un movimiento que denominaron como un “fenómeno desconocido”. Hubo seísmos antes y después de este evento. También se registró un seísmo frente a la costa, frente a la Costa Este el 6 de septiembre de 2021. Sí, la parte Sudeste de Estados Unidos, está bastante activa últimamente.

Y ahora, un fuerte terremoto en México, donde empieza Nueva Madrid

El 8 de septiembre de 2021, se ha registrado un terremoto de 7,1 grados en el extremo de México, justo donde empieza la Línea de Falla de Nueva Madrid. El cielo de México se iluminó con luces propias de seísmos.

Los seguidores de la Teoría del Ajuste de la Zona Sísmica de Nueva Madrid habían aconsejado estar pendientes de los acontecimientos previos a este evento, como por ejemplo el extremo de México. Posiblemente, este sea el inicio de la “oleada” número 3.

¿Cuántas “oleadas” podemos esperar? Lo desconocemos. De lo que estamos seguros es que todo parecen ser indicios de que la sucesión de eventos está teniendo lugar, ahora. Y estos eventos conducen al Ajuste de la Zona Sísmica de Nueva Madrid.

La cuenta atrás

Para los seguidores de la Teoría del Ajuste de Nueva Madrid, este evento podría tener lugar antes de que finalice el año 2021 o a principios del año 2022. De ser cierto, sería un evento totalmente catastrófico para muchos países de nuestro planeta. Ojalá se equivoquen. Pero, si están en lo cierto, el reloj ya está contando la cuenta atrás y queda poco tiempo para prepararse para este tipo de acontecimientos.

Sí, sabemos lo difícil que será sobrevivir. Pero, tendrás muchas menos oportunidades si no te has preparado y te pilla por sorpresa. Te recomendamos que te prepares ahora mismo. No lo dejes para mañana.