Tuesday, April 7, 2020
La Verdad Nos Hará Libres


Fuera de la Iglesia sacerdote pedófilo

Legionarios reconocen abusos y retiran estado clerical a Fernando Martínez Suárez, quien abusó sexualmente de al menos ocho menores entre 1991 y 1995, en la CDMX y Cancún, aunque seguirá formando parte de la congregación

Por El Quintana Roo en México Portada Secundaria Portadas en 13 enero, 2020


Comparte

CIUDAD DE MÉXICO.- La Congregación de los Legionarios de Cristo retiró su estado clerical al sacerdote Fernando Martínez Suárez, luego de reconocer que abusó de al menos ocho niñas de entre seis y 11 años de edad, entre 1991 y 1993, en el Instituto Cumbres Lomas de Ciudad de México y Cancún.

Aunque ya no podrá ejercer el sacerdocio, Fernando Martínez seguirá siendo parte de la Iglesia católica, lo cual ha causado la indignación de una de las personas que lo denunciaron.

En un comunicado, explicó que la Congregación para la Doctrina de la Fe encontró culpable al sacerdote, por lo que le retiró su estado clerical, aunque seguirá formando parte de los Legionarios de Cristo.

Los Legionarios de Cristo asumirán la responsabilidad de que Fernando Martínez lleve una vida que corresponda a su condición de religioso que ha perdido el estado clerical, y reafirman su determinación de recorrer el camino difícil y exigente de reparación y sanación”, afirmó la Iglesia.

En un informe del caso publicado, la congregación lamentó y condenó los actos cometidos por el padre Fernando Martínez Suárez, así como que se revictimizara a los afectados y se cometieran errores en el proceso.

Nos avergüenza que no se aplicaran medidas adecuadas ni suficientes”, afirmó.

“La investigación examinó la actuación de los superiores de la Congregación que en los distintos periodos trataron este caso y pudo constatar la responsabilidad personal del P. Marcial Maciel quien fue superior general hasta 2005”, añadió.

Luego de señalar como culpable a Martínez Suárez, la congregación pidió perdón a las víctimas y al mismo sacerdote acusado por no haberlo ayudado cuando se denunciaron los abusos.

“Ante el resultado de las investigaciones sobre el caso del P. Martínez, nos provoca profundo dolor el sufrimiento de las víctimas y el escándalo causado. Junto con el P. Martínez pedimos humildemente perdón por sus actos abusivos contra menores de edad y deploramos nuestros errores que han aumentado todavía más el dolor de las víctimas.

“Como institución también pedimos perdón al P. Martínez por los abusos que él sufrió y por no haberle ayudado adecuadamente cuando salieron a la luz los abusos que él había cometido”, dice el documento.

Indigna “sanción”

Analú Salazar, víctima de Fernando Martínez, cuando estudiaba en el Colegio Cumbres de Cancún, dijo que el sacerdote no fue castigado por los Legionarios de Cristo tras aceptar la culpabilidad de al menos ocho abusos sexuales de menores cometidos entre 1991 y 1993, sino que él decidió retirarse.

Es una lavada de cara nuevamente, le cambiaron de moño a la entrega de Fernando Martínez y que crean en la sociedad que hay más justicia. Este señor decidió que se iba a retirar, esa es la carta que me hicieron llegar y que el Papa (Francisco) les dijo que se mantuviera dentro de los Legionarios de Cristo”, afirmó Salazar.

Además, criticó que Martínez contará con todos los beneficios de un sacerdote retirado dentro de la congregación.

“Lo van a seguir manteniendo como todos los criminales de los Legionarios, no es un castigo”. “(…) No hay manera de castigar este tipo de cosas, las cartas que mandan son revictimizante, te restriegan en la cara, que la sociedad te dice ‘ya no puedes denunciar porque está prescrito’, no tienes acceso al justicia y la sociedad no se indigna, te los restriega”, añadió.

También criticó que el Papa haya avalado que el sacerdote fuera jubilado y que se mantenga dentro de la organización. “Eso nos deja ver la estructura que hay”, afirmó.

Comentarios


Deja un comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *