Fuertes inundaciones en Alemania dejan al menos 58 muertos y decenas de desaparecidos (VIDEO)

El mal tiempo en el oeste de Alemania ha dejado al menos 60 personas muertas y decenas de desaparecidas según autoridades locales y servicios de rescate. Mientras tanto, desde el martes, más de 3.900 trabajadores de los servicios de emergencia intentan hacerle frente a la situación. Bélgica, Francia, Luxemburgo y Países Bajos también se ven afectados por el temporal.

Las fuertes lluvias que iniciaron en el norte del continente europeo y que han afectado en particular a Alemania desencadenaron en graves inundaciones y derrumbes este 15 de julio. 

Hasta el momento, las autoridades locales han confirmado más de 60 muertos y la desaparición de decenas de personas, por lo que miles de bomberos y rescatistas se han movilizado para asistir a la población de los lugares más afectados.

La canciller Angela Merkel, que se encuentra de visita en Washington D. C. (Estados Unidos) expresó su “lamento por aquellos que han perdido la vida en este desastre”. Además añadió: “Todavía no sabemos el número (de fallecidos). Pero serán muchos”.

Por su parte, Malu Dreyer, primera ministra del estado de Renania-Palatinado, ha calificado los acontecimientos como “inundaciones de dimensiones catastróficas”. El estado que gobierna y el de Renania del Norte-Westfalia son los más golpeados por la emergencia.

Las inundaciones han arrasado con vehículos, casas y miles de personas han tenido que ser evacuadas ante las fuertes corrientes de agua. La operación de rescate inició el martes y, desde entonces, han intervenido 3.900 trabajadores en más de 2.000 ocasiones, mientras el agua alcanza una altura de 40 centímetros en algunas zonas.

En Renania del Norte-Westfalia se confirmó la muerte de dos bomberos durante una intervención de rescate mientras avanza la evacuación urgente de 500 pacientes de la Clínica de Leverkusen. Allí, más de 130.000 hogares se encuentran sin energía y a la espera de ayuda de las autoridades. 

Ante las secuelas que ha dejado la naturaleza en este territorio, el Servicio de Meteorología Alemán (DWD) compartió su pronóstico para los próximos días y destacó se espera una reducción de las lluvias para la noche del jueves y el viernes. 

Bélgica, Países Bajos, Francia y Luxemburgo también sufren el coletazo de la emergencia

Las autoridades belgas han informado que ya son ocho las víctimas mortales de esta catástrofe en su territorio. Además, algunas ciudades del este han sufrido daños materiales aún sin cuantificar. 

Ante la urgencia, el Instituto Meteorológico belga estableció el miércoles una alerta roja para la zona alrededor de Lieja, ubicada a unos 100 kilómetros al este de Bruselas. Cerca de la ciudad el río Vesdre se desbordó e inundó las calles de Pepinster, una comuna belga. 

Allí, fracasó una operación de rescate llevada a cabo por los bomberos de la zona y un bote se volcó en el río, dejando a tres ancianos desparecidos. 

El alcalde Philippe Godin explicó que las personas se hundieron “rápidamente” y expresó que “me temo que están muertos”. Los expertos del país prevén que en un solo día podría llover más de lo que llueve en todo un mes de verano. 

Mientras tanto, las autoridades de Países Bajos han sugerido al público evacuar la provincia de Limburgo ante los efectos de las lluvias que amenazan al país. 

Además, en ese país, el rey Willem-Alexander y la reina Máxima llegaron el jueves por la noche a Valkenburg, otra de las ciudades neerlandesas afectadas, con la pretensión de apoyar a los residentes y a los servicios de emergencia. 

Al conocer el desastre, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, expresó su solidaridad a través de las redes sociales.

“Mi pensamiento está con las familias de las víctimas de las devastadoras inundaciones en Bélgica, Alemania, Luxemburgo y Países Bajos y con aquellos que han perdido sus hogares. La UE está dispuesta a ayudar. Los países afectados pueden recurrir al Mecanismo de Protección Civil de la UE”, indicó. 

En cuanto a Francia, el noroeste del país ha sido la parte más afectada. Las lluvias inundaron los campos, varias casas y el museo de la Primera Guerra Mundial en Romagne-sous-Montfaucon. 

El mal tiempo en Europa, ¿una huella del cambio climático?

Este mal tiempo es un “llamado al realismo”, dijo a la televisión alemana la líder de los Verdes en el Bundestag, Katrin Göring-Eckardt. Para la política, la emergencia es un reflejo de “los efectos de la catástrofe climática”.

Algunos expertos consideran que una de las principales razones de este fenómeno es el cambio climático. En la región europea, las inundaciones están muy presentes y existen dos tipos de consecuencias producidas por las lluvias intensas: o se desbordan los ríos o se acelera el deshielo. 

Sin embargo, Stefan Rahmstorf, profesor de física oceánica en el Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, expuso a la agencia AP que no está claro si las precipitaciones presentadas en Alemania pueden ser un resultado directo del cambio climático. 

“Pero se puede afirmar que tales eventos se están volviendo más frecuentes debido al calentamiento global”, añadió. También concluyó que el aire más cálido puede absorber más vapor, el cual puede caer en forma de lluvia. 

El último desborde de ríos importantes como el Rin, Mosa y Sena a causa de las lluvias ocurrió en 1995. Los países afectados fueron Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Más de 250.000 personas tuvieron que ser evacuadas y se registraron 25 muertos. Los daños materiales se acercaron a los 3.000 millones de dólares.