El dragón de Komodo se encuentra en peligro de extinción debido al cambio climático

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha actualizado el estado de supervivencia del dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo, amenazado actualmente con la extinción a medida que los crecientes niveles de agua provocados por la crisis climática están reduciendo peligrosamente su hábitat, según la última actualización de la “lista roja”.

Endémico de un puñado de islas de Indonesia, el dragón de Komodo vive en el borde del bosque o en la sabana abierta, y rara vez se aventura a más de 700 metros sobre el nivel del mar. Se prevé que el aumento de los niveles de agua afectará al 30% de su hábitat en los próximos 45 años, según la propia UICN.

Aproximadamente el 28% de las 138.000 especies evaluadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza para su lista de vigilancia de supervivencia ahora corren el riesgo de desaparecer en la naturaleza para siempre, a medida que se profundiza el impacto destructivo de la actividad humana en el mundo natural.

Está claro que su declive es una llamada de atención para que coloquemos la naturaleza, de verdad, en el centro de la toma de decisiones estatales.

Eso sí, la actualización de la lista roja de la UICN tiene algunas noticias positivas: cuatro de las siete especies de atún capturado comercialmente (atún rojo del Atlántico, atún rojo del sur, atún blanco y aleta amarilla) están en el camino de la recuperación, gracias a la introducción de las cuotas de pesca establecidas en los últimos 10 años.

Este anuncio fue realizado durante el Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Marsella y que durará hasta el 11 de septiembre.